Fisioterapia

Fisioterapia para el Neuroma de Morton

Investigar bien cómo se puede curar el Neuroma de Morton es lo primero que suele hacer cualquier persona (más aún en los tiempos de internet) antes de buscar un médico o un especialista en fisioterapia para el neuroma de Morton.

Ahí es donde entramos nosotros, para enseñarte todo lo relacionado con esta lesión. En este caso, vamos a tratar la fisioterapia.

Parte del tratamiento efectivo para el neuroma de Morton, es la fisioterapia. Ésta representa una gran ayuda a la hora de solucionar el problema, junto con un tratamiento natural (como ejercicios que puedes hacer en casa) para evitar, siempre que se pueda, tener que operar. La cirugía para el neuroma de Morton es ambulatoria y no conlleva grandes riesgos, sin embargo no deja de ser una operación de la que deberías prescindir, siempre que se pueda.

Los pasos más comunes a seguir en el tratamiento del Neuroma de Morton con Fisioterapia se explican en la siguiente tabla.

 AcciónDescripción
FASE IAlivio del dolorEl fisioterapeuta utilizará una serie de herramientas para reducir el dolor y la inflamación. Estos incluyen hielo, electroterapia, técnicas de descarga con cintas adhesivas, masajes de tejidos blandos y aparatos ortopédicos para desinflamar y descargar el nervio irritado.
FASE IIRestablecimiento la Postura NormalA medida que el dolor y la inflamación se calmen, el fisioterapeuta se centrará en restaurar la amplitud de movimiento y la longitud de los músculos de las articulaciones de los dedos del pie y de los pies.

El tratamiento puede incluir técnicas de movilización y alineación articular, masajes, estiramientos de músculos y articulaciones, vendajes u ortopedia.
FASE IIIRestaurar el control y la fuerza muscular normalLos músculos de la postura del pie son vitales para corregir la biomecánica que llevó a la lesión por sobrecarga. El fisioterapeuta evaluará los músculos de la postura del pie y le prescribirá los mejores ejercicios específicos para sus necesidades.
FASE IVRestablecimiento de la función completaDurante esta etapa de la rehabilitación tiene como objetivo la vuelta a las actividades de cada persona. El fisioterapeuta adaptará la rehabilitación para ayudar a cada paciente a alcanzar sus propios objetivos funcionales.
FASE VPrevención de la recurrenciaEl Neuroma de un Morton puede recurrir con sobrecarga repetida. La razón principal es biomecánica. Además del control muscular, el fisioterapeuta evaluará su biomecánica del pie y puede recomendar un ortopedista temporal o remitir al paciente a un podólogo para que haga una plantilla a medida.
CIRUGÍACasos agudosOcasionalmente se requiere cirugía cuando el tratamiento conservador no es capaz de aliviar sus síntomas, particularmente si usted ha tenido dolor por más de 6 meses. El 80% de los pacientes que requieren cirugía reportan buenos resultados, y el 71% de las personas se liberan del dolor.

Neuroma de Morton y tratamiento con fisioterapia para evitar la cirugía

El Neuroma de Morton en fisioterapia se trata desde un punto de vista global, haciendo hincapié en todo aquello que pudo llevar a sufrir la afección.

Es decir, no sólo se trata de curar el problema, sino de reeducar al paciente en una buena biomecánica (al andar, correr, posturas durante el trabajo…) para que el neuroma, además de desaparecer, no vuelva a recurrir.

Los mejores Fisios para el Neuroma de Morton de todo el país

Barcelona

 

Madrid

 

Valencia

 

Granada

 

Málaga

 

Bilbao

 

León

 

Zaragoza

 

A Coruña

 

Cantabria

 

Navarra

 

Asturias

 

Ciudad Real

 

Sevilla

 

Córdoba

 

Extremadura

 

Sobre la fisoterapia y el Neuroma

En fisioterapia se hace hincapié en la denominación de «Neuroma» en vez de «tumor», un nombre que  sugiere que es un crecimiento anómalo. Da menos miedo llamarlo neuroma que decir tumor y el modo en que te enfrentas a cualquier afección depende, en alguna medida, a cómo la tomas.

En realidad, en vez de ser un verdadero neuroma, es lo que se conoce en el mundo médico y de la fisioterapia convencional como fibrosis perineural, lo que significa que con el tiempo la vaina que rodea al nervio se irrita, se inflama y forma un tejido cicatricial grueso.

La fisioterapia para el neuroma de morton puede ser de gran ayuda y puede hacer que evites el paso por el quirófano. Algo que, a todas luces, siempre es deseable.

Cómo sabe un fisioterapeuta que tienes un neuroma de Morton

Usualmente ocurre entre los dedos del tercer y cuarto metatarsiano de los pies (en alrededor del 65% de los casos) como se ilustra en la imagen. Es un tipo de bursitis metatarsiana bastante común que causa un dolor punzante y puede llegar a ser desde simplemente molesto

Es menos común encontrarlo entre los dedos segundo y tercero, y más raro aún es encontrarlo en los espacios del primer o cuarto metatarsiano. Usted también puede experimentar pinchazos y agujas y/o entumecimiento como resultado de que el nervio esté afectado.

La afección tiende a ocurrir predominantemente en mujeres de mediana edad. La mayoría de estas mujeres han llevado durante muchas horas cada día un tipo de calzado muy opresivo para los dedos de los pies y, al final, acaba sucediendo lo inevitable: una inflamación dolorosa o, si se persiste en el uso de ese calzado, un neuroma de morton.

¿Qué lo causa?

El neuroma de Morton es el resultado de cambios biomecánicos complejos que ocurren en los pies.

Hay varias teorías sobre la causa exacta de la cicatrización y el engrosamiento, pero básicamente se reduce a una sobrecarga de la estructura del tejido.

El cuerpo deposita tejido cicatrizal para tratar de proteger la estructura sobrecargada.

Los zapatos ajustados pueden exacerbar el Neuroma de Morton.

Zapatos con tacones altos y zapatos con las punteras apretadas (p. ej. zapatos de moda de mujer y botas de vaquero) son particularmente dañinos para los dedos de los pies.

Estos zapatos tienen una horma de pie inclinada y una caja estrecha para los dedos de los pies. La pendiente hace que la parte delantera del pie cargue su peso. El ángulo de la caja de los dedos de los pies entonces aprieta los dedos juntos.

El calzado no es la única causa del Neuroma de Morton. Las lesiones en el pie también pueden ser un factor en el desarrollo de la afección al cambiar la biomecánica del pie. El mal control del arco del pie que lleva a pies planos o sobrepronación del pie lo hace biomecánicamente susceptible a un neuroma.

Fisioterapia para el tratamiento del Neuroma de Morton

FASE I – Alivio del dolor. Minimice la inflamación y la protección contra lesiones

El dolor es la razón principal por la que buscas tratamiento para un neuroma. Los analgésicos pueden ayudar. La inflamación se alivia mejor a través de la fisioterapia y los remedios a base de hielo y técnicas o ejercicios que descargan las estructuras inflamadas pueden resultar bien.

Los medicamentos antiinflamatorios también pueden ayudar.

El fisioterapeuta usará una variedad de herramientas en el tratamiento para reducir dolor e inflamación. Estos incluyen:

  • hielo
  • electroterapia
  • acupuntura
  • técnicas de descarga de cintas adhesivas (taping)
  • masaje de tejidos blandos y ortóticos para descargar el nervio irritado

Uno de los factores más importantes para aliviar el dolor puede ser cambiar o modificar el calzado. Esto puede significar añadir fieltro, espuma o productos de gel a su calzado para ayudar a descargar el área, o mirar a evitar el ajuste apretado de los talones o zapatos.

Las cúpulas metatarsianas son a menudo muy útiles.

Algunas veces, se requiere una inyección de corticosteroides para ayudar a asentar la inflamación que rodea el nervio. Debes experimentar un buen alivio del dolor con una inyección de esteroides, sin embargo, hay algunos riesgos que debes discutir con el fisioterapeuta.

FASE II – Restauración del nervio y Postura Normal

A medida que el dolor y la inflamación se asientan, el tratamiento de fisioterapia para el neuroma de Morton centrará su atención en restaurar el rango de movimiento normal de las articulaciones del dedo del pie y el pie y la longitud de los músculos.

El tratamiento puede incluir la movilización de las articulaciones y técnicas de alineación, masaje, estiramientos musculares y articulares, colocación de cintas adhesivas u ortóticos. El fisioterapeuta es un experto en las técnicas que mejor funcionarán para ti.

FASE III – Restaurar el control y la fuerza muscular normal

Los músculos y la postura del pie durante el tratamiento fisioterapéutico son vitales para corregir la biomecánica que te condujo a la lesión por sobrecarga.

El fisioterapeuta evaluará el estado de los músculos de la postura del pie y le recetará los mejores ejercicios específicos para sus necesidades.

FASE IV – Restauración de la función completa

Durante esta etapa de su rehabilitación, el objetivo es devolverlo a las actividades deseadas. Cada persona tiene diferentes exigencias para sus pies que determinarán cuáles son los objetivos de tratamiento específicos que usted necesita alcanzar.

Para algunos, simplemente caminar alrededor de la manzana.

Otros pueden desear correr una maratón o volver a una actividad intensiva en mano de obra.

El fisioterapeuta adaptará la rehabilitación para ayudarte a alcanzar tus propias metas funcionales.

FASE V – Prevención de una recurrencia

El Neuroma de un Morton puede reaparecer con sobrecarga repetida. La razón principal es biomecánica.

Además de tu control muscular, el fisioterapeuta evaluará la biomecánica de tu pie y puede recomendarte ya sea un accesorio ortopédico temporal o remitirte a un podólogo para obtener ortésicos hechos a medida. Debes evitar usar zapatos de tacón alto y zapatos con los dedos del pie apretados o angulosos.

El fisioterapeuta te guiará.

Si el neuroma de Morton no mejora con la fisioterapia, habrá que recurrir a la cirugía

Ocasionalmente se requiere cirugía cuando el tratamiento conservador no es capaz de aliviar los síntomas, particularmente si has tenido dolor por más de 6 meses.

El 80% de los pacientes que requieren cirugía reportan buenos resultados, y el 71% de las personas se liberan del dolor.

Pero el recurso quirúrgico, al ser realmente invasivo, debe ser siempre la última opción. Solo si el neuroma de Morton no mejora tras un tratamiento de fisioterapia debes acudir al cirujano.

Cinta funcional para el Neuroma de Morton

Además del tratamiento de fisioterapia descrito más arriba para tratar el neuroma de Morton, un buen profesional podrá hacer uso del vendaje funcional (taping) para mejorar el dolor y la posición del pie.

Si bien es cierto que no está del todo demostrado que este tipo de vendaje tenga una aplicación con efectos directos (puedes ver aquí un estudio en inglés) el mero hecho de llevar cintas adhesivas colocadas por un profesional ejerce, per sé, un efecto placebo beneficioso.

Algo parecido a cuando te pones una tirita en un dedo: no te duele pero evitas tocar nada con la tirita, sin darte cuenta.

Javi T.
Fisioterapia 1

Neuroma de Morton Fisioterapia

Calificación del Editor:
5